A lo largo de nuestras vidas, de forma inconsciente, adoptamos malos hábitos posturales y realizamos determinados gestos que pueden manifestarse en forma de tensión, falta de movilidad, dolor…esto acaba afectando a nuestro bienestar general y suele convertirse en algo duradero en el tiempo. A menudo solemos normalizar la situación, acostumbrarnos y aceptar ese dolor o incomodidad como algo familiar. 

Gracias al método Rolfing se consigue una mejor integración de las estructuras corporales y una alineación más natural de nuestro cuerpo con respecto a la fuerza de la gravedad, lo que se traduce en:

 

  • mejora de la postura y del aspecto físico

  • aumento de la flexibilidad y la coordinación, lo que desemboca en una mayor movilidad, armonía, fluidez y eficiencia en el movimiento

  • relajación muscular y alivio de tensiones

  • reducción de dolores crónicos y prevención en su aparición

  • mejora del rendimiento físico y diminución del riesgo de lesiones deportivas

  • menor cansancio y mayor energía

  • regulación del sueño

  • mayor consciencia y control de uno mismo, lo cual influye positivamente en las relaciones en todos los ámbitos (personal, familiar, profesional…)

  • aumento de la motivación, del autoestima y de la concentración

  • restablecimiento  del equilibrio físico, psicológico y emocional

  • mejoría del bienestar genera

 

 

 

El método Rolfing está indicado a todas aquellas personas que busquen un cambio a nivel físico, psicológico o emocional.

 

Se recomienda en casos como:

 

  • personas que quieran recuperar su potencial y su vitalidad

  • personas que quieran recuperar la fluidez, el equilibrio, la armonía y la ligereza de su cuerpo

  • personas con dolor crónico (migrañas, dolores de espalda, de articulaciones…), determinados traumatismos, artrosis, escoliosis, lumbalgias, problemas de columna, tensión muscular, afecciones en los pies, hernias discales, síndrome del túnel carpiano, ansiedad, disfunción del sueño…entre otros

  • personas con profesiones repetitivas o estáticas

  • deportistas, bailarines, practicantes de técnicas corporales (Yoga, Pilates, Tai-Chi…) u otras actividades corporales

  • personas en proceso de recuperación de determinadas lesiones físicas

  • personas con interés por el autoconocimiento y curiosidad por nuevas experiencias y posibilidades corporales

Rolfing®, Rolfer® y el “Little boy logo” son marcas registradas por The Rolf Institute Boulder CO (EE.UU.)  Sólo los profesionales formados y acreditados por dicho instituto pueden impartir dicha técnica

Dirección: C/ Saturnino Calleja 1 28002 Madrid

Contacto:  albertoalmazantavero@gmail.com

                    651088461

© 2020 por Rolfing y Movimiento